La Revolución de 1952 en “Villa Balazos” es narrada por sus protagonistas
10 de Marzo, 2020
 

A Abdón Gonzáles le encanta contar las anécdotas que fue guardando en sus 81 años de vida, pero su semblante cambia cuando sus oyentes le preguntan detalles sobre la Revolución de 1952 en su querida “Villa Balazos”. Junto a su vecino Antonio Rodríguez, todos los días narran sus memorias a los estudiantes que visitan la biblioteca municipal de “la zona más combativa de La Paz”. Para él, nada es más importante que transmitir sus recuerdos juveniles para que Villa Victoria no pierda su esencia guerrera.

Gonzáles tenía 13 años cuando presenció la pelea de sus vecinos fabriles contra el Ejército Nacional, dirigido por la junta militar de turno que tenía como cabeza al coronel Hugo Ballivián Rojas, en abril de 1952. Sus compañeros y amigos fueron parte de la tropa civil que apoyaba al, entonces ministro de Gobierno, general Antonio Seleme cuyo interés era consolidar un nuevo mandato. “Después de combatir por el Regimiento Calama (cercano a la plaza Riosinho), los soldados persiguieron a nuestros camaradas hasta Villa Victoria, porque allí teníamos todo preparado para la batalla. Cuando llegaron, la balacera empezó”.

Con trincheras y barricadas, los vecinos defendieron sus posiciones recordando —muchos de ellos—, la experiencia de combate que adquirieron en la Guerra del Chaco. Disparos de fúsiles, ametralladoras e incluso peleas cuerpo a cuerpo se sucedieron por muchas horas.

“Poníamos turriles en las puertas y en los techos de las casas para que los proyectiles no nos lleguen. Nuestros padres nos envolvían con cueros de oveja para que la bala perdida no nos mate”, rememoró Rodríguez. Sólo tenía seis años, pero su memoria está lúcida para recordar cómo los perdigones pasaban por la puerta de su casa y herían a los amigos de sus padres. “Tenía amigos ferroviarios que nunca más volví a ver”.

Tras horas de balacera, los soldados derrotados del ejército escaparon por el Cementerio General y el bosquecillo de Pura Pura, dando fin a la sangrienta confrontación. Sin embargo, esa victoria generó que Villa Victoria sea recordada como “Villa Balazos”, rótulo que recibió tras la llamada "guerra civil” de 1949, durante el gobierno de Mamerto Urriolagoitia.

La esencia de Villa Victoria como un barrio combatiente nació, según Gonzáles, “porque era una zona de puro fabriles que trabajaban en la SAID, Soligno o Forno (exempresas de textiles), muchos de ellos fueron excombatientes en la Guerra del Chaco”. Ese espíritu trabajador y combativo se reflejó durante la Revolución del 52, cuando fueron “el bastión para recuperar la democracia”.

Las narraciones de los dos vecinos son parte de la exposición fotográfica “Villa Balazos y la Revolución de 1952”, que estará disponible hasta el viernes 13 de marzo en la Biblioteca Municipal de Villa Victoria (plaza Huallparimachi).

La muestra se incluye en el programa “El museo en tu barrio”, que busca generar lazos generacionales sobre un mismo asunto, a través de dinámicas en los macrodistritos. “Hemos buscado una temática aguerrida que empodere a este sector. Por eso identificamos a la Revolución de 1952 como punto fuerte de esta exposición”, explicó Vania Coronado, jefa de la Unidad de Museos Municipales.

Para ello, Angélica Isurza, responsable de la biblioteca zonal, detalló que recorrieron “casa por casa” hasta encontrar a vecinos que se animen a contar sus recuerdos. “Sólo Abdón y Antonio se animaron a participar en la actividad”, refirió.

El siguiente paso fue encontrar material de apoyo para ilustrar la exposición. Entonces se recurrió al archivo fotográfico de La Paz para hallar imágenes que rememoren el combate de 1952 en “Villa Balazos”. 17 fotografías de gran tamaño (aproximadamente 40 x 60 cm) y 10 pequeñas (de unos 15 x 30 cm) acompañan las historias.

Las fotografías describen dos etapas: La primera está enfocada en el origen y nacimiento de la zona; la segunda, en el carácter combativo de los vecinos. Las capturas pertenecen al archivo de Lucio Flores y de Julio Cordero. “Hay primeros planos, tomas generales y panorámicas que describen como fue el enfrentamiento de 1952”, refirió Sonia Valverde, encargada del archivo fotográfico de La Paz.

Valverde destacó que las fotografías evidencian los primeros momentos de “Villa Balazos”. Desde cuando la familia Quintanilla Suazo era propietaria de la mayoría de terrenos de la zona, “la madre se llamaba Victoria y de allí surgió el nombre”; pasando por la casa más imponente que perteneció a la familia Pomier, “la única que tenía el piso de madera para que se realicen fiestas”; finalizando en el momento en el que los vecinos participaron en ese hecho histórico.

El público puede visitar el espacio municipal de 09.00 a 20.30 para conocer detalles únicos de la Revolución de 1952 contados por sus protagonistas.

 

Fuente: GAMLP


NOTICIAS RELACIONADAS